TESTAMENTO

Es un acto por el cual una persona dispone de todos o de una parte de sus bienes, para que así sea tenido en cuenta después de su muerte en la sucesión. La distribución de los bienes en el testamento debe hacerse de acuerdo con la Ley. Además de repartir sus bienes, la persona puede reconocer un hijo en el testamento. Mientas viva la persona puede cambiar el testamento.

Hay principalmente dos clases de testamento: Abierto y Cerrado.  

Requisitos  para el TESTAMENTO ABIERTO POR ESCRITURA PÚBLICA:

  1. La persona que va a distribuir sus bienes debe estar en plena capacidad para hacerlo. El notario verificará esta condición.

  2. Documento de identificación de la persona que va a hacer el testamento.

  3. Tres testigos y sus documentos de identificación.

  4. Se sugiere que la persona que va a repartir sus bienes deje por escrito sus disposiciones, a partir de las cuales el notario realizará la escritura publica.

  5. El acto termina con la firma de la persona que hace el testamento, los tres testigos y la firma del notario.

 

Requisitos  para el TESTAMENTO CERRADO POR ESCRITURA PÚBLICA:

  1. La persona que hace un testamento debe estar en plena capacidad para hacerlo. El notario verificará esta condición.

  2. Documentos de identificación de la persona que hace el testamento. 

  3. Cinco testigos y sus documentos de identificación.

  4. Sobre cerrado presentando directamente por la persona que hace el testamento, con la declaración escrita que contiene su ultima voluntad. El sobre debe estar marcado con la palabra “testamento”.

  5. El acto termina con la firma de la persona que hace el testamento, los cinco testigos y la firma del notario.